47 finales para Adiós a las armas

Posted by Libros de Mentira On julio - 20 - 2012 ADD COMMENTS

Era meticuloso con las palabras y un perfeccionista de la prosa. Ernest Hemingway, uno de los autores más importantes del siglo XX, pasó a la historia como un escritor ambicioso que consiguió pavimentar su camino hacia el reconocimiento universal a base de autocrítica, autoexigencia y precisión.

Ahora, Simon & Schuster −dueños de Scribner, la editorial con la que el literato americano publicó gran parte de su vida− publica una reedición de Adiós a las armas en la que podremos descubrir de primera mano el extenuante proceso creativo de Hemingway.

El volumen de 300 páginas incluirá, además del texto original publicado en 1929, 47 finales alternativos que el premio Nobel de Literatura (1954) escribió y desechó y que han sido recolectados por su nieto, Seán Hemingway.

Versiones descartadas

Aunque el escritor confesó a la revista «The Paris Review» en 1958 que había reescrito el final en 39 ocasiones hasta que estuvo plenamente satisfecho, el trabajo de investigación de su nieto en el archivo de la Colección Ernest Hemingway de la Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy de Boston ha demostrado que en realidad fueron muchas más. Estos finales varían en extensión y tono.

La reedición además incluye versiones descartadas de otros fragmentos de la novela y una colección de los títulos que el autor consideró, pero acabó rechazando como «Amor en guerra» o «De heridas y otras causas».

«Creo que los interesados en la escritura encontrarán interesante mirar una gran obra y tener algunas claves sobre cómo se hizo», explicó al«New York Times» Seán Hemingway, quien añadió que el verdadero valor de este tipo de ediciones es que se centran en el trabajo el autor, lo que fue su «contribución duradera».

Vía: ABC.es

American Psycho será musical

Posted by Libros de Mentira On abril - 25 - 2012 ADD COMMENTS

La célebre novela de Bret Easton EllisAmerican Psycho, se estrenará en versión musical en Londres en la temporada 2012-13, según informó la compañía teatral Headlong Theater Company. 

El británico Rupert Gold, director del aclamado musical de Broadway Enron, adaptará al teatro la novela de Easton Ellis, publicada en 1991, que contará con la música y las canciones de Duncan Sheik, ganador de dos premios Tony y un Grammy.

El escritor, guionista y dramaturgo estadounidense Roberto Aguirre-Sacasa, que reescribió el guión del musical de Spiderman, tras unas feroces críticas, será el encargado de adaptar la célebre novela al teatro.

“Habrá asesinatos en el escenario, los espectadores los verán bien. Creo que va a haber mucha sangre”, explicó Aguirre-Sacasa sobre el musical, descrito como una “sátira sangrienta”, según informo el diario británico The Independent.

Sin embargo, la empresa británica Headlong Theater Company no ha confirmado todavía el teatro donde se representará el musical ni el reparto que participará en él.

La novela de Easton Ellis fue adaptada al cine en 2000 por la directora Mary Harron, en una controversial película protagonizada por Christian Bale, William Dafoe y Reese Whiterspoon.

Vía: EFE

La casa de Poe cerraría

Posted by Libros de Mentira On agosto - 19 - 2011 ADD COMMENTS

Edgar Allan Poe nunca fue un hombre tocado por la fortuna, al menos por la buena; de la mala, sin embargo, parece que su abrazo le acompañó toda la vida. Matrimonios deshechos, viudedad, alcoholismo, enfermedad… la pobreza, resultado de un cúmulo de todas las circunstancias anteriores, fue también una sombra que jamás pudo abandonar, ni siquiera en sus mejores épocas. De hecho, era normal que Poe recurriera a amigos y contactos alrededor del país para colocar reportajes y cuentos cobrando por adelantado unos cuantos dólares.

Algunos de sus momentos más felices corresponden a su estancia en Baltimore, mientras colaboraba con el Baltimore Saturday Visiter y trabajaba para otras revistas -aunque sus problemas con el alcohol hicieron que fuera despedido en varias ocasiones-, fechas en las que cortejó y se casó con su prima Virginia, de 13 años de edad cuando el contaba con 26. Durante estos dos o tres años, Poe residió en una pequeña casita en West Baltimore, en un barrio que si no era de los mejores en su época, hoy en día se ha convertido en un gueto no demasiado recomendable.

Es, en concreto, entre las calles North Amity y West Lexintong, donde hoy, en aquella vieja casa, todavía abre sus puertas la Casa Museo de Edgar Allan Poe, un lugar de peregrinaje para aficionados a la literatura del atormentado autor que se ven, de repente, envueltos en una de las zonas más deprimidas de la ciudad, siendo los únicos visitantes que se acercan al barrio como turistas. Sin embargo, estas visitas no parecen ser suficientes como para que el ayuntamiento se plantee seguir financiando el museo, en el que apenas hay otra cosa que unos grabados y una vajilla antigua.

Aunque el barrio se está recuperando, hay menos mercadeo de la droga y se está construyendo una universidad, no se sabe si las aportaciones voluntarias serán capaces de lograr que el museo siga abierto. Lo cierto es que su cierre dejaría tan sólo la tumba de Poe como legado del escritor en la ciudad de Baltimore, perdiendo así un pequeño trozo de su historia.

 

Vía: Lecturlalia

 

Lee a Poe en Librosdementira!

 

 

 

 

¿Cuál es, hoy, a cincuenta años de su muerte, el legado de Ernest Hemingway? Aunque fue contemporáneo de Joyce, Proust, Faulkner y Virginia Woolf, lo suyo no era el monólogo interior, ni la exploración de los máss sutiles vericuetos de la conciencia; tampoco la presentación directa de las emociones: las escenas y los diálogos de amor de Adiós a las armas, por ejemplo, han dado calambres de estómago a más de uno. Lo suyo (y más suyo que de ningún otro) fue el mundo exterior, y sobre todo, la devoción a los actos minuciosos que ejecutamos diariamente. La vida interior y las emociones las presentaba mejor indirectamente, mediante lo que T. S. Eliot, otro contemporáneo, llamaba el correlato objetivo (una acción o un objeto que permite al lector sentir la emoción, sin nombrarla). Ejemplar en este sentido es su cuento El río de dos corazones en el cual un hombre sólo pesca truchas a lo largo de un río. Su pensamiento apenas se escapa de las tareas que ejecuta: pero poco a poco comprendemos que este es un hombre quebrado, que está en ese lugar donde solía pescar para probarse que la guerra no lo ha devastado por completo (como los bosques quemados que atraviesa), que el pavor que lo acomete en el punto en que el río se ensancha evoca terrores que ni él mismo, ni mucho menos el cuento, podrían poner en palabras. Hemingway fue, famosamente, practicante de una modalidad de la elipsis que él mismo bautizaría “teoría del iceberg”, que proponía que el texto del cuento era, apenas, la punta visible de una enorme masa sumergida: en este cuento, el iceberg esta casi todo debajo de la superficie. (Años después, Haroldo Conti escribiría una novela parecida: Sudeste ).

Read the rest of this entry »

"Conversación ‘beat’ con Allen Ginsberg", de Jorge Teillier

Posted by Libros de Mentira On abril - 4 - 2011 ADD COMMENTS

Para encontrarnos con Allen Ginsberg recurrimos al azar, que parece seguir siendo el mejor medio para reunirse con un poeta. Así fue como al pasar un mediodía frente al Hotel Panamericano entramos a preguntar por el líder de la “beat generation”. Mientras nos comunican que debe partir de un momento a otro a Concepción, lo vemos aparecer y nos acercamos a saludarlo. Su aspecto varía entre el de predicador religioso, comerciante ambulante y guerrillero cubano: frondosa barba, melena, desaliñado atuendo y un equipaje consistente en un gran bolso de buhonero y una caja de cartón.

Conversamos en castellano, que Ginsberg habla en forma bastante fluida. Nos explica que lo aprendió durante sus viajes por el Caribe, cuando era marinero mercante, y en su estadía por varios meses en México (Chiapas y Yucatán). Al poco rato, para ilustrar mejor sus palabras, abre la caja de cartón que nos había intrigado, y nos muestra una serie de libros de nuevos poetas y prosistas norteamericanos, y algunas revistas y folletos que nos regala, como un predicador que viene a dejar su Evangelio al sur del Trópico de Capricornio. Es característica, nos parece, en Ginsberg, una actitud de avidez y curiosidad que se exterioriza en un afán de conocer cosas nuevas (apenas llegó a Santiago partió al Zoológico, en donde se hizo amigo del oso hormiguero, y luego visitó el café “Bosco”, en donde trabó amistad inmediata con algunos poetas), o de hacer proyectos como el de estar varios meses en Chile, y luego atravesar a pie la Cordillera. Podríamos llamarlo, sin temor al modismo, un “angurriento”, calificativo criollo que quizás le sería grato, pues durante la charla se autocalificó de “roto choro”.

Nos sorprende la destreza con que Ginsberg amarra nuevamente su equipaje. Nos explica que esto se debe a que durante un tiempo fue dependiente de almacén. Actualmente ha vivido gracias a sus ingresos que le proporciona su libro Howl (8 ediciones y más de 40.000 ejemplares vendidos desde 1956. Recordemos que además en Chile hay una edición de este poema traducido por Fernando Alegría). Además, ha grabado en disco sus poemas, y hace clases de composición en un colegio de San Francisco.

 

Así ha llegado al éxito terreno este poeta, a los 33 años, después de vivir y escribir en el infierno –como dice William Carlos Williams en el prólogo de Howl– y recorrer un vía crusis en el cual quedaron su madre Naomi, muerta en un Hospital de alienados, y su amigo Carl Solomon, encerrado actualmente en un Hospital de alienados. Su libro –conviene recordarlo– fue perseguido por la policía en nombre de la moral, lo que lo hace emparentarse con Baudelaire y Henry Miller.

De su conversación, asaz fragmentaria, recordamos algunas afirmaciones:

- Mi maestro es el gran poeta William Carlos Williams. Él renovó la poesía norteamericana, rompiendo con la retórica tradicional, al escribir versos medidos de acuerdo a la respiración y no al acento. Completó la revolución iniciada por Whitman, pues Williams escribe en versos cortos, al contrario de los versos de gran aliento de Whitman.

- Admiro profundamente a Jack Kerouac (nuevo Buda de la prosa americana). Su último libro de poemas México Blues es maravilloso. También admiro al prosista William Seward Borrouhs, autor de Naked Lunch, y a los poetas Gregory Corso (autor de Gasoline, John Wieners, autor de Hotel Wentley Poems), y al poeta católico Phillip Lamatia. (Al referirse a este último, Ginsberg nos dice que no es un católico muy ortodoxo, pues su mayor deseo es ser papa. Por su parte, Ginsberg nos dice que a él no le gustaría ser nadie, ni siquiera Ginsberg).

- Mi amigo Carl Solomon permanece aún en el manicomio. Está empeñado en demostrar que es mucho mejor estar enfermo que sano. Lleva cuatro años en esta broma.

- Casi nunca me interesan las novelas. Leo principalmente prosa lírica, escrita de una manera espontánea, y poemas. Tampoco me interesa el género de la “science–fiction”.

- Detesto la política cuando veo que las grandes naciones no hacen más que armarse. El verdadero camino de la salvación es el de transformar el alma de los individuos.

- Me gustaba Fidel Castro, pero me parece mal que haya prohibido fumar marihuana.

 

Sobre el tema de los narcóticos, Ginsberg demuestra sentir extraordinario interés. Averigua cuáles se pueden encontrar en Chile. Le recomendamos el chamico (“datura estramonio”) que V. P. Rosales señala en su Historia como estupefaciente usado por los mapuches durante sus ceremonias mágicas.

Ginsberg demuestra especial interés por indicarnos que él y los miembros del Grupo de San Francisco, además de otros muchos jóvenes poetas de EE.UU. están empeñados en escribir en forma “espontánea”, sin limitaciones retóricas. Así el último poema largo de Ginsberg “Kaddish” dedicado a la memoria de su madre, fue escrito en una sola noche; John Wieners escribió sus poemas del Hotel Wently como una especie de diario de vida. Le indicamos a Ginsberg que hay cierta similitud con la escritura automática preconizada por el surrealismo, pero él la niega. De todos modos, es evidente cierta semejanza. Hay similares procedimientos de ataque a la literatura y al modo de vida oficial, y es así como mientras los surrealistas editaban “la revista más escandalosa del mundo”, Big Tagle, revista de la cual es uno de los directores Allen Ginsberg fue confiscada por escandalosa de acuerdo a una orden judicial. Por otra parte, hay mucha admiración por Antonin ArtaudMichel Mc Clure ha publicado un libro de poemas en su honor recientemente–, y por Jacques Prévert, especialmente en su primera época.

Una modalidad original de estos poetas es la de unir la poesía a la música de jazz. Kerouac y Ferlinghetti la iniciaron, grabando poemas con singular éxito.

Es interesante el interés existente en el grupo de Ginsberg por lo latinoamericano. En el último número de la revista Yugens se publica un poema de César Vallejo, con una nota en la cual se dice que es el mayor de los poetas de Sudamérica. Se anuncia para este año la publicación de los Antipoemas de Nicanor Parra, por City Lights –la misma editorial que publicó Aullido (Howl). Cuando triunfó la revolución cubana, varios poetas, Kerouac entre ellos, publicaron un homenaje colectivo a Fidel castro. Mientras conversábamos, llegó Lawrence Ferlinghetti, quien nos entregó un poema dedicado a pedir la renuncia de Eisenhower.

Anunciar que va a partir el bus que llevará a Los Cerrillos a los poetas. Ginsberg se despide, anunciándonos que volverá a Santiago por algún tiempo. Se echa su bolso al hombro, y parte a difundir al sur de Chile el evangelio de la “beat generation”.

 

Ultramar, Santiago, N°3, de abril de 1960

Vía Descontexto

 

 

 

En territorio enemigo

Posted by Libros de Mentira On marzo - 16 - 2011 ADD COMMENTS

Albuquerque tiene la magia de esos lugares que fueron y siguen siendo remolinos de la Historia. Lugares en los que se mezclan, chocan y crecen idiomas diferentes y diferentes maneras de ver el mundo y de moverse en él. Si uno camina por las calles de esa ciudad de casas bajas (está prohibido construir hacia arriba para no tapar la vista de las montañas hacia el este), ahí están todos: amerindios, chicanos, mexicanos y estadounidenses. Tiene sentido: Nuevo México empezó siendo territorio indio y todavía lo es; después fue conquista española; después fue México y después, llegó la invasión de los Estados Unidos.

A un costado de ese remolino, en la “Reservación de los isleta pueblo”, en uno de los hoteles-casinos de la zona (las tribus pueblo usan el dinero que obtienen para comprar tierras para la comunidad), se llevó a cabo, en marzo del año pasado, el Simposio de Literatura Amerindia Estadounidense.

No era (no es nunca) un congreso literario típico, seguramente porque las diversas visiones del mundo de estos autores no dividen las disciplinas ni las emociones en compartimentos estancos ni piensan en pares (mal versus bien, ciencia versus arte) como se hace en Occidente. En la Reservación, la idea general de la vida es comunitaria, no individualista; la familia es la familia extendida y no es solamente humana, comprende también a los animales, las montañas, los ríos, las plantas del lugar en el que se vive; las cuestiones suelen decidirse en Asambleas y la educación pide conciencia de las necesidades del grupo y ninguna competencia; la idea de futuro y de “éxito”, tan esenciales para el modo de vida estadounidense, no existen si el supuesto “éxito” no significa el de todo el grupo y el de la Naturaleza, o la Madre Tierra.

Ese fue el contexto en el que hice tres entrevistas para el Archivo de Historia Oral de la Facultad de Filosofía y Letras con tres grandes escritores amerindios estadounidenses: Gordon Henry, LeAnne Howe y Simon Ortiz.

No tienen la misma edad (Henry, que es de la tribu ojibwe y Howe, choctaw, tienen alrededor de cincuenta años; Simon Ortiz, el gran poeta acoma pueblo, más de sesenta); ni las mismas ideas sobre la literatura aunque sí ciertas actitudes semejantes frente al mundo en general. Gordon y LeAnne hablan el inglés como primera lengua, Simon pasa al acoma cuando toca temas importantes.

Cuando el tema lo entusiasma, Gordon se inclina sobre el sillón en el que estamos charlando, cuarto piso del hotel, y habla más rápido. LeAnne tiene una compostura firme y apasionada y dice que siempre fue un poco mandona porque en su tribu, la cabeza de la familia es la mujer y hace tiempo que ese papel le toca a ella. Simon habla horas sin cansarse. Busca con cuidado las palabras en inglés. Cuando cuenta ideas de los acomas, se pasa a ese idioma y la voz se le vuelve caricia. Después traduce al inglés.

Pregunto si el contacto con la vida comunitaria de la Reservación tuvo importancia para ellos; si sintieron mucho la diferencia entre esa forma de vida y la estadounidense. Gordon explica: “Una de las experiencias más interesantes que tuve fue cuando aprendí a leer y a escribir. Yo entré y salí varias veces de la Reservación. Afuera me dijeron que tenía que leer en voz bien alta para que todos pudieran escucharme. Después volví a la Reservación y leíamos en voz alta en clase y los estudiantes leían en voz muy baja y yo casi no conseguía oírlos. Era muy diferente.” LeAnne dice que siempre vivió rodeada de lo que nosotros llamaríamos “familia extendida” y que eso es esencial para su escritura: “Sin eso, no tendría historias…, sin una familia bien grande, muchas tías, muchos tíos y una abuela que era contadora de cuentos en casa, sin esa familia inquieta, no tendría un baúl grande de historias…, no tendría la memoria larga de los choctaws. No puedo imaginarme sin ese tipo de familia en la que todo el mundo cuenta historias. No es que yo cuente las historias de ellos pero fue un entrenamiento. Y ahora a mis nietas y a mis nietos, los oigo repetir los esquemas que yo les instalé cuando contaba nuestras historias”.

Simon Ortiz habla casi una hora sobre su vida de infancia en la Reservación. Cuenta cómo fue ir a las escuelas pupilas a las que obligaron a ir a los chicos amerindios. Dice que si les debe algo a esas escuelas es el “panindianismo”, la relación que crearon entre miembros de tribus diferentes. Dice que para los amerindios siempre hubo dos educaciones: la de la escuela, impuesta por los blancos, y la tradicional de la tribu. “Los padres se veían frente a un dilema. Podían decir ‘No, no vayas, no tiene sentido, no queremos que tengas contacto con esas malas maneras de vivir. (La idea era que la forma de vivir estadounidense era mala) no quiero que vayas porque va a romper la unidad, la integridad, la solidez de la comunidad’. Y es que eso va siempre antes [y esto lo dice en acoma primero]: la tierra, la cultura y la comunidad. A veces, cuando uno se iba a la escuela sentía que traicionaba toda esa cultura. Uno estaba aprendiendo individualismo. Si uno tenía buenas notas en la escuela…, yo tenía buenas notas y era bueno para estudiar pero después sentía ¿por qué tengo buenas notas?”.

Esa experiencia de mestizaje se da también a nivel del lenguaje. Como dicen dos poetas amerindias, Joy Harjo y Gloria Bird, los escritores amerindios “reinventan el idioma del enemigo”, es decir, el inglés. Ortiz dice algo interesante al respecto: “Tenemos que tener mucha conciencia de lo que hacemos cuando usamos el inglés. Porque el inglés es una forma de expresión muy centrada en sí misma. Y cuando lo usamos, tenemos que estar alerta y pensar en nosotros mismos, recordar que venimos de otros lenguajes y otras filosofías. Porque las dos filosofías, las dos culturas se pueden fusionar pero esa colaboración puede ir hacia un lado o hacia el otro… Nosotros, los que tenemos un inglés muy fluido, a veces lo usamos con demasiada facilidad, con demasiada velocidad… Y tenemos que tener cuidado con esa… esa falta de conciencia. Cuando yo uso el inglés, me recuerdo siempre ‘Estás diciendo esto en ingles’”.

Cuando le pregunté a Gordon Henry si estaba de acuerdo con Ortiz, pensó un poco antes de contestar: “Hablábamos de eso con una mujer que habla ojibwe y lo enseña y ella dijo que nuestro idioma está basado en los verbos. Que uno tiene que conectar a la persona con lo que hace mientras que en inglés, hay un énfasis en la importancia del sujeto, del individuo. Así que sí, en cierto sentido, usar inglés es peligroso pero hay que…, y esto lo dijo un estudiante en un panel, hay que ser seguro, olvidarse, dejar de tener miedo del inglés porque si no, uno termina retrocediendo.” LeAnne aclara que su madre quería que hablaran inglés solamente, como todos en su generación pero dice que cuando escribe (en inglés), está segura de expresar el mundo choctaw. “Me paso mucho tiempo pensando en eso, espero lograrlo, espero que mi pueblo lea ahí una sensibilidad especial. Y confío en que en ese proceso me guíe mi familia, mis parientes. Yo escribo en la casa que siempre tuvimos y siento en ella la ayuda de mi abuela y mi bisabuela. Creo en los ritmos internos que tienen que estar ahí para mi trabajo”.

Para estos tres autores y para otros grandes autores amerindios (Leslie Silko, Louise Erdrich, la única traducida), el lugar y el clan son esenciales. Culturalmente, la escritura y la narración de historias no es una actividad individual: el lugar y la comunidad se expresan en ellas.

LeAnne cuenta que fue la tierra choctaw la que de alguna forma le exigió que escribiera Miko Kings , su libro sobre el origen del béisbol como juego choctaw. Fue así: le dieron una beca que no había pedido para ir a escribir a Mississippi, el lugar en el que transcurre la novela. “Ese lugar, que es nuestra tierra, me llamó y yo volví a casa y terminé el libro en ese lugar. Cuando la tierra me llamó, estuve ahí. Así es como trabaja la tierra.” Gordon Henry está de acuerdo. “A veces lo único que tengo que hacer es pensar en un lugar. El lugar donde mi abuela crió a mi padre, por ejemplo. Si pienso en ese lugar, me llegan imágenes y veo cómo se desarrollan las cosas que oí decir a otros de mi pueblo… Lo que nos conecta con la tierra es el recuerdo y esa tierra, una vez que uno empieza a desenrollarla, empieza a trabajar y uno entiende lo que pasó en ella”. Y Ortiz: “mis abuelos y abuelas que no eran escritores, yo los respeto, los admiro y los reverencio porque yo soy su voz, me reconozco parte de esa continuidad humana…, hay que reconocer el lugar de uno en el círculo de la vida. Así que cuando hablo o cuando escribo, también mis abuelos y abuelas hablan en mí y mi tierra”.

La literatura de Henry, Ortiz y Howe, y la de otros autores amerindios es absolutamente original y mestiza y reniega de la división entre el artista como individual excepcional por un lado y su pueblo o su tierra por otro. En palabras de Simon (las dijo primero en acoma, después en inglés): “Los amerindios son artísticos, eso se dice, y sí, pero yo creo que son artísticos solamente como seres naturales. Creo que todo el mundo es artístico como ser natural. Y sin embargo, por esa idea jerárquica occidental, algunos creen que hay quienes son artistas y otros no… Un ejemplo. Mi madre era alfarera. Todas las mujeres hacían alfarería en mi casa y no lo hacían por premios… Recibieron premios, sí pero mi madre era una persona muy simple. Hacía alfarería porque era algo natural, porque era algo práctico. Como cocinar. Hacía las piezas, las vendía porque podía y era…, era hermoso. Eso solamente, era hermoso el trabajo que ella hacía. Así que el arte es en realidad una parte natural y orgánica de uno. Y así es como debería ser el lenguaje, escrito u oral”.

Revista Ñ

por Margara Averbach


Stephen King editará novela sobre asesinato de Kennedy

Posted by Libros de Mentira On marzo - 4 - 2011 ADD COMMENTS

Vía: El Universal

La nueva novela de Stephen King aborda una historia de terror real: el asesinato del presidente John F. Kennedy. “El 22 de noviembre de 1963 tres tiros resonaron en Dallas. El Presidente Kennedy murió y el mundo cambió. ¿Y si pudieras cambiar lo que ocurrió?”, anuncia el sitio del escritor norteamericano.

11/22/63, fecha de la muerte del mandatario y título del libro, cuenta la historia de un profesor en un colegio en Maine, que intenta desesperadamente prevenir la tragedia. Simon & Schuster, sello que publicará el libro, anunció el miércoles que el volumen de 1.000 páginas saldrá el 8 de noviembre.

Argentina v/s Estados Unidos

Posted by Rlaguna On junio - 22 - 2010 7 COMMENTS

Argentina 3 Estados Unidos 2. Argentina pasa a segunda ronda.

Y llegamos a la úuuuultima fecha de esta primera ronda llena de emociones, sorpresas y también pesar porque en el transcurso del torneo fallecieron José Saramago y Carlos Monsivais, pero el torneo debe seguir adelante. El día de hoy se enfrentan dos potencias literarias del continente americano: Argentina y Estados Unidos. Borges contra Poe, Córtazar versus Hemingway…

El Estadio “El Socio” verá arbitrar al sudafricano Coetzee…

Los argentinos son amplios favoritos y tienen un equipo de lujo

Con una delantera conformada por Julio Córtazar y Ernesto Sábato, los albicelestes tendrán muchas oportunidades de gol. Por si fuera poco, la conducción de Jorge Luis Borges y el apoyo defensivo de Adolfo Bioy Casares, muestran un conjunto bien equilibrado. Por último, la inolvidable Alfonsina Storni ocupará la portería.

Como contraparte Estados Unidos es  un rival de cuidado:


Los estadounidenses han conformado una escuadra donde resaltan escritores contemporáneos. En el arco, jugará Norman Mailer, más adelante, como libero, el pornógrafo Henry Miller. La mediacancha estará a cargo de Truman Capote y la peligrosa delantera estará conformada por el mítico Edgard Allan Poe y el “cubano” Ernest Hemingway.

Partido con pronostico reservado…

Chuck Palahniuk: "Mi literatura es naturalista"

Posted by Libros de Mentira On junio - 8 - 2010 ADD COMMENTS

El escritor norteamericano está de vuelta. Su último libro “Snuff”, describe  descarnadamente el mundo de la pornografía…

Desde la generación beat no había habido una literatura tan asquerosa —literalmente, no es juicio de valor—, tan detalladamente sórdida como la de Chuck Palahniuk, al que le cabe el honor de haber descrito las páginas más escatológicas de la literatura contemporánea. Aupado a la fama por la conversión del filme El club de la pelea (1999), de David Fincher, basado en su novela homónima, en una de las más desasosegantes e ideológicamente equívocas obras de culto, Palahniuk pasa por la Feria del Libro de Madrid para promocionar Snuff (Mondadori), que relata los acontecimientos en la antesala de un rodaje porno, en la que seiscientos hombres numerados esperan su turno para penetrar a una actriz de género en decadencia, que quiere batir el récord mundial de coitos en una sola película. Dicho lo cual, es desarmante el aspecto y modales de Palahniuk: Camisa rosa bajo la que asoma camiseta interior blanca —a 32 grados—, pantalón beige de pinzas, gafas de pasta y raya al lado. Habla despacio pensándoselo mucho para ser preciso, escueto. Jamás divaga en voz alta. Mirando fijamente al entrevistador, se conduce con ademanes de tímido yerno modélico.
Si le quitamos el trasfondo pornográfico a su novela, su dramaturgia es puramente teatral. Hasta convencional.
Originalmente se trataba de una obra de teatro. Era la obra de tres personajes atrapados, con un cuarto personaje, la coordinadora de actores, que entra y sale de la escena. La mayor parte de la obra descansa en la interacción entre estos personajes.
¿Por qué no fue finalmente una obra de teatro?
No conozco el mundo del teatro. No tenía idea de cómo producirla.
¿Y cómo fue el proceso de convertirla en novela?
En su gran mayoría se trató de abrir la historia, incluir nuevas escenas expresadas como flashbacks.
Del personaje de Sheyla, la coordinadora de actores.
Justo.
La estructura, quizá por su origen teatral, es no obstante cerrada, muy opresiva.
Escribiendo un libro lo que te propones es generar tensión y luego está se rompe con un chiste, una broma, o una solución parcial.
La sensación que transmite es algo a medio camino entre Los diez negritos, de Aghata Christie y El ángel exterminador de Buñuel.
No he visto esa película, pero le diré que en el fondo ésta es una novela muy gótica y para eso se crea un espacio fuera de la vida corriente, lo que los antropólogos llaman espacios limbo, situados en el umbral de otros mundos, pero en ninguno de ellos. Como son lugares fuera del mundo convencional, no se rigen por normas convencionales que se aplicarían a la sociedad normal. En esos espacios, la gente no puede ser rescatada por las autoridades.
Sus personajes adultos —el actor fracasado, y los dos actores porno en decadencia— son desengañados del sueño americano, y los dos jóvenes —el actor porno amateur y la coordinadora de actores— están buscando ingenuamente hacerse ricos. ¿Se considera un autor fatalista?
[Guarda silencio medio minuto, mirando fijamente a la mesa] …Creo que soy más bien naturalista porque la mayor parte de nosotros encontramos un sistema para conseguir el éxito, lo que nos propongamos, y una vez que nos va bien repetimos ese modelo de acción una y otra vez hasta el desastre. Así que, de algún modo, todos estamos condenados a tener éxito en primera instancia y a fracasar a largo plazo, de una forma natural.
Usted tiene fama de documentarse profusamente, y ciertamente en el libro aparecen relatadas un sinfín de anécdotas de estrellas de Hollywood y del porno, trágicas o sólo sórdidas, que supongo que son reales. ¿Pretendía con ese relato en segundo plano expandir el discurso principal?
[De nuevo silencio] …Hay tres razones para esto. En primer lugar, todo eso de la documentación es cierto y tiene un motivo: se trata de hechos fidedignos y comprobados y eso da autoridad, le dice al lector que un autor es fiable. Por otra parte, me sirven para que el personaje que relata esas anécdotas está dando a entender un estado mental interno, de modo que justifica sus acciones ante el lector sin necesidad de expresar sus pensamientos de forma directa. Y en tercer lugar, sirven también para pautar el paso del tiempo. Me ahorra explicaciones como “cinco minutos antes”, o “cinco minutos después”.
Centra su relato en el porno hoy en día, precisamente cuando la industria vive una crisis sin precedentes, debido a la oferta de sexo gratuito en Internet. ¿Quería un ambiente decandentista?
¿Hay una crisis en la industria del porno?
Sí, causada por Internet y bastante más grave que la del cine convencional.
No lo sabía.
Hay un personaje desconcertante en la novela, un ex actor de porno gay, ex estrella de una serie de detectives en la tele, convencido de ser homosexual, al que su padre confiesa que abusó de él de niño, y que acaba diciéndose heterosexual y queriendo casarse. ¿Muy freudiano todo, no?
Es un personaje simbólico. Cree cualquier cosa que digan sobre él porque carece de una idea de sí mismo. En realidad obedece a un esquema clásico de la ficción norteamericana del último siglo. Es un grupo de tres: uno es un buen chico, obediente, que frecuentemente acaba autodestruyéndose. Otro es un rebelde, que no sigue las normas, y un tercero es un espectador de todo que finalmente sobrevive a la historia.
Curioso.
Le pondré un ejemplo, elija ¿Lo que el viento se llevó o Alguien voló sobre el nido del cuco?
Lo que el viento se llevó.
Melania es una buena chica. Es obediente. Tanto, que aunque el médico le dice que no tenga más hijos, accede al deseo de su marido de tenerlos y obviamente muere en el parto. Escarlata es la rebelde. Es mala y agresiva y al final acaba desamparada. Y Batler sobrevive a la historia, porque él es el que lleva la historia para contarla.
Y en su novela…
El gay es ese personaje obediente, que siempre hace caso de lo que le dicen. El veterano del porno es el rebelde agresivo. Y el joven es ese testigo que será el que sobreviva para contar la historia.
Entrando en el asunto propiamente del porno. ¿Se documentó sobre los rodajes?
Usé mi propia experiencia de cuando se han adaptado al cine mis novelas, las terribles esperas del set son exactamente así de desesperantes. Lo demás, la sordidez, no era muy difícil de imaginar. Hace unos años tuve amigos que practicaban el culturismo, en los ochenta, y todo lo relativo al culto al cuerpo de los actores porno está tomado de aquel mundo.
¿Se siente cronista de la sordidez?
[Largo silencio] …El objetivo es contar una historia. La mayor parte de las cosas que cuento me las han contado algunos amigos. Son cosas tan raras, tan sórdidas, que no hay forma de olvidarlas. Ellos me las cuentan a mí para desprenderse de ellas. En todo caso soy un cronista de la experiencia y la conducta humanas.
Tiene amigos muy raros.
Todos tenemos cosas extrañas. De algún modo yo creo la confianza en la gente para que me las confiesen, sabiendo que así son dueños del relato, porque sólo lo verbalizan una vez, y entonces queda fijado, y saben que yo le daré forma novelesca sin juzgarlos, que haré honor a su historia.
¿Nunca piensa cuando escribe alguna escena “quizá me haya pasado un pelín”?
Al contrario. Cuando pienso que algo es demasiado, que me daría miedo que lo leyera mi familia, entonces es cuando sé que está bien.
Su estilo inconfundible, unido a la popularidad de El club de la lucha, le ha convertido en un icono, casi una marca. ¿Le incomoda?
Es que nunca pienso en eso. Me centro en lo que la gente me cuenta, mi trabajo es escuchar y luego contar. Y hacer honor a lo que me cuentan.
¿Cree que esa convivencia en la gente de su faz pública y sus historias extrañas y ocultas es específicamente protestante?
No lo sé. No le entiendo.
Las sociedades católicas son de otro modo. Cuando un escándalo aflora es comentado con gran alarde, pero no se persigue el castigo al pecador. En la Europa católica ningún político dimite por infidelidades.
Para que algo pueda ser perdonado debe de ser contado, hay que declarar el pecado. En ese sentido soy un poco un cura para los demás.
Se lo pregunto de otro modo, ¿cree que su literatura es específicamente protestante?
[Silencio, casi un minuto] …Podría decirle que sí, en cuanto a que quizás el tono lo sea. Este libro, por ejemplo, Snuff, es un cuento gótico, pero si fuera europeo, católico, seguramente sería una farsa, una comedia. Sí, en ese sentido, tal vez sí.

Fuente  PEDRO VALLIN. Especial de La Vanguardia para Clarín.

Mundial Literario: duelos imperdibles

Posted by Libros de Mentira On junio - 2 - 2010 ADD COMMENTS

Conoce todos los duelos del “Mundial Literario Libros de Mentira 2010″

El primer partido enfrentará a nuestro combinado nacional contra los irlandeses(11 de Junio)

Nuestra escuadra tiene una delantera de lujo: Pablo Neruda y Gabriela Mistral. Con semejantes monolitos, Chile posee una dupla más efectiva que Za-SA. En media cancha, como creador, está –quien otro- el padre del Creacionismo Vicente Huidobro. La línea defensiva nos presenta al incombustible Roberto Bolaño quien despejará salvajemente todo peligro. Y, por último, las seguras manos del “anti-poeta” Nicanor Parra completan nuestra selección literaria

Por su parte los irlandeses han escogido lo mejor de sus letras para este encuentro deportivo. Bajo los tres palos, el intelectual G.B Shaw pondrá el cerrojo al arco. En la defensa, no habrán novelas de terror: allí Bram Stoker será el patrón. Más adelante, en el centrocampo, Irlanda esperará en Samuel Beckett a un verdadero conductor. Y, por último,  como agentes ofensivos, los irlandeses confiarán en la importancia de Oscar Wilde y en Joyce, que confundirá a los chilenos con sus gambetas y ese estilo inconfundible: la corriente de la conciencia

El segundo encuentro, a disputarse el 14 de Junio, tendrá a México y Japón como protagonistas.

La selección Azteca llega confiada. Han escogido a sus mejores hombres y mujeres.

El ataque mexicano sera comandado  por el “gringo viejo ” Carlos Fuentes y  por el recordado poeta Octavio Paz.  En el centrocampo, Laura Esquivel dará clases de buen manejo del balón, casi como si el esférico fuera un chocolate. En la defensa, directamente desde Comala, Juan Rulfo se preocupará de llegar a todos los balones…hasta los imaginarios. Atrás, en el arco, Carlos Monsiváis cerrará la escuadra.

Japón también tiene lo suyo. Sin máscaras y con la ética de un samurai Mishima se transformará en un delantero temible. Más atrás, en el centrocampo, Murakami y Kawabata construirán las jugadas precisas para que Japón emerja victorioso. En la defensa, los mexicanos conocerán el “ritual de la banana”, de la Banana Yoshimoto Y, por último, en el arco Kenzaburo Oé volará en el aire como un kamikaze para mantener su valla invicta

El 15 de junio tendremos un clásico del futbol mundial en nuestro sitio: Italia contra Francia.

Los italianos tienen un equipo de estrellas. Como ariete de la escuadra se nos  presenta Dante. Que se preparen los franceses a conocer el “Infierno del Dante”. Al padre de la Divina Comedia los pases se los entregará el creador  Luigi Pirandello, quien ha confirmado su presencia a última hora, después de haber encontrado a sus seis personajes.  Atrás, la férrea defensa italiana presentará a Umberto Eco y Tomasi di Lampedusa. Un verdadero Catenaccio Literario. Por último, el golero Antonio Gramsci protegerá a los italianos de los tantos y… del capitalismo salvaje.

A los franceses no les preocupa el Infierno italiano. Los propios galos ya han sabido de temporadas en el infierno, y por ello el niño terrible Arthur Rimbaud liderará la escuadra del gallito. Rimbaud tendrá  un socio de lujo, un escritor que conoce de miserias: Víctor Hugo. En el centrocampo Charles Baudelaire adornará la cancha con amagues y las Flores del Mal. Más atrás, en defensa Marcel Proust, no se entretendrá en buscar el tiempo perdido, despejará todo cuanto le llegue. Por último, Albert Camus quien  jugó como arquero en su juventud, vuelve a ocupar la portería. El autor del extranjero no quiere ningún malentendido.         

El 16 de junio  debutará uno de los favoritos: Alemania. Deberá verse las caras con un gigante literario latinoamericano: Uruguay

Los teutones quieren llevarse el trofeo a casa. Es por ello que junto con Goethe y Gunter Grass han repatriado a todos los escritores que abandonaron la Alemania natal. En el arco, Gunter Grass se hará más grande que nunca. En la línea defensiva Thomas Mann será una montaña infranqueable. Y, por último, en la delantera, los teutones presentarán un monstruo de tres cabezas: Herman Hesse por la banda del oriente, Bertold Brecht transitará por la izquierda y Goethe será el encargado de pactar con el diablo para vencer la resistencia charrúa.

Los uruguayos serán un hueso duro de roer y esperan dar la sorpresa. Con un delantero que nunca da tregua como es Mario Benedetti, los orientales esperan vencer a los alemanes. Como enganche los uruguayos presentan a un escritor que sabe de muerte, amor y locura: Horacio Quiroga. En el mediocampo, Eduardo Galeano dará cátedras de futbol e historia. Más atrás, en la defensa, Juan Carlos Onetti no entregará ni medio espacio a los delanteros germanos. Cierra la escuadra uruguaya, el golero Felisberto Hernández,  verdadero inspirador de las letras charrúas.

 La selección literaria española  debuta el Jueves 17 de Junio .  Quienes desean aguarle la fiesta son los colombianos.     

España estará conformada por grandes nombres de las letras universales. En la delantera, Cervantes no cabalgará solo, tendrá como fiel escudero a Federico García Lorca y su pasión gitana. En el centrocampo Julián Marías jugará de “10” y en la defensa  Arturo Pérez Reverte quiere ser una barrera infranqueable. En La portería Miguel de Unamuno desea mantener su valla invicta.

Los cafeteros, por su parte, presentan a un delantero con muchos recursos: Gabriel García Márquez. Un poblado centrocampo con Álvaro Mutis, Laura Restrepo y José Eustasio Rivera quiere transformarse en una selva que ahogue las esperanzas del gol hispanas. Más atrás el cancerbero colombiano será el poeta  José Asunción Silva. Todo quedará, presumiblemente, en manos de Gabo.

 Un día después saltarán a la cancha Inglaterra y Perú.

 Los ingleses  son favoritos. Con sólo nombrar a Shakespeare, se esperaría un encuentro con muchas oportunidades para convertir. Si a eso sumamos a un enganche como Charles Dickens y la dureza en la marca de George Orwell, el panorama para los británicos es alentador. En la defensa Sir Arthur Conan Doyle resolvera los enigmas y misterios que proponga la selección incaica.  Finalmente al arco, Jane Austen no tendrá ningún prejuicio y si mucho orgullo en proteger su portería.

Los peruanos tienen también un equipo plagado de estrellas. Mario Vargas Llosa comandará los ataques. En la medianía de la cancha Alfredo Bryce Echeñique será un protagonista de lujo. Más atrás la defensa de Jaime Baily y Carlos Germán Belli complicarán  a los delanteros ingleses. Y si eso no es suficiente,  el poeta Cesar Vallejo se erigirá como el último bastión a vencer.

 El lunes 21 de Junio será el turno de los rusos.  Favoritos sentimentales para muchos fanáticos. La escuadra rusa presentará a dos arietes de gran renombre: Leon Tolstoi y Fedor Dostoievsky. En el centrocampo dos excepcionales cuentistas serán los encargados de enfriar el juego: Nicolai Gogol y Antón Chéjov. Por último, el terror de las lolitas ocupará el arco: Vladimir Nabokov

Quienes no quieren saber de caprichos rusos son los checos. Ese lunes, presentan una escuadra variada. En la delantera Franz Kafka y Milan Kundera esperan marcar muchos goles. En el centrocampo Rainer María Rilke también quiere dar espectáculo.  En la defensa Max Brod, editor y biógrafo de Kafka quiere desmotrar que no es sólo un “galleta”. Finalmente los checos presentan en el arco, al ex presidente y ensayista Vaclad Havel

El último encuentro de la primera ronda estará a cargo de nuestros hermanos trasandinos. Tendrán al frente a los estadounidenses.

 Los argentinos son amplios favoritos. Con una delantera conformada por Julio Córtazar y Ernesto Sábato, los albicelestes tendrán muchas oportunidades de gol. Por si fuera poco, la conducción de Jorge Luis Borges y el apoyo defensivo de Adolfo Bioy Casares, muestran un conjunto bien equilibrado. Por último, la inolvidable Alfonsina Storni ocupará la portería

Como contraparte estará un rival de cuidado. Los estadounidenses han conformado una escuadra donde resaltan escritores contemporáneos. En el arco, jugará Norman Mailer, más adelante, como libero, el pornógrafo Henry Miller. La mediacancha estará a cargo de Truman Capote y la peligrosa delantera estará conformada por el mitico Edgard Allan Poe y el “cubano” Ernest Hemingway.

Nuevo taller de cuento dirigido por Camilo Marks

El taller comenzará el día martes 9 de abril, tendrá una duración de 12 sesiones y se llevará a cabo todos los martes (de 19.30 a 21 hrs.) en el Centro Cultural SOFA, ubicado en Santa Isabel 0151, Providencia (Centro Cultural SOFA).

Inéditos de Roberto Bolaño

Los dos textos fueron cedidos por los herederos del escritor a la revista Granta.

Villoro gana el premio José Donoso

El jurado destaca la diversidad de géneros cosechados en su trayectoria literaria por el autor de Arrecife.

Enter the video embed code here. Remember to change the size to 310 x 250 in the embed code.
Enter the video embed code here. Remember to change the size to 310 x 250 in the embed code.

Tags

Populares